Es precisamente la zona del abdomen una de las que resulta más complicadas de ejercitar de todo el cuerpo. Requiere de ejercicios muy específicos, los cuales hay que saber realizar muy bien para evitar lesiones cervicales. Así, la máquina de abdominales se convierte en una inversión extraordinaria que permite realizar ejercicios centrados en el abdomen de forma correcta y con un esfuerzo mucho menor que el exigido por los ejercicios en el suelo.

Lo más importante a la hora de utilizar una máquina de este tipo es que cuente con el soporte adecuado para que la columna no sufra y, además, tenga una buena resistencia para que el ejercicio realmente resulte efectivo.

Abdominales: ¿en máquina o en el suelo?

Los ejercicios para trabajar los músculos del abdomen son unos de los que levantan más polémica. Hay quienes defienden que la mejor forma de trabajar este grupo muscular es con una máquina de abdominales, mientras que hay otros que señalan que el suelo es mejor opción.

Hay que tener en cuenta que las máquinas permiten realizar movimientos controlados, además de enfocar el trabajo hacia la zona del abdomen que se desea mejorar. Además, ofrecen la posibilidad tanto de poner como quitar cargas, regulando así la intensidad del ejercicio. Dependiendo de qué parte de los abdominales queramos trabajar, una máquina nos será más válida que otra. De la misma manera, las mejores máquinas de abdominales las podemos usar de distintas maneras y trabajar en mayor o menor grado los abdominales.

Elegir máquina de abdominales

1. Crunch en máquina para abdominales efectivos

Se puede encontrar en todos los gimnasios y es una máquina para abdominales de las más utilizadas por lo fácil que resulta trabajar con ella. Hay que apretar bien el abdomen, sobre todo, si no quieres lastimarte la espalda concentrando la tracción sobre ella.

2. Banco de abdominales

En el banco también puedes trabajar los abdominales inferiores situando el cuerpo hacia el lado contrario, de tal manera que con tus manos agarren la parte donde se enganchan las piernas y simplemente eleves las dos piernas a la vez 45 grados para trabajar la zona. Este ejercicio es muy duro y se puede hacer más duro aún si consigues mantener una mancuerna entre las piernas o tienes disponible unos sacos de arena que poner en tus tobillos.

3. Las Poleas

Es otra de las mejores maneras de trabajar las abdominales en el gimnasio. Con las poleas se pueden ejercitar los abdominales de innumerables maneras, sobre todo, los oblicuos.

4. Complementos

Además de las máquinas, en el gimnasio tienes mucho material para trabajar tus abdominales. Por ejemplo con la fitball o el abslider de Salter.

Si deseas tener un abdomen tonificado y bien definido, te invitamos a conocer el catálogo de máquinas de abdominales de Salter. Somos una tienda online en la que puedes encontrar todo tipo de máquinas de fitness, tanto para particulares como para gimnasios.