Esta innovadora herramienta utilizada en el fitness, se ha convertido en un potencial mecanismo para tonificar el cuerpo. Quienes realizan rutinas de ejercicios con el balón medicinal, pueden ir progresivamente aumentando el peso,  las repeticiones y el tiempo de cada frecuencia de ejercicios.

El balón medicinal es muy utilizado en los gimnasios, se trata de un utensilio muy eficaz que podemos encontrar en diferentes tamaños y pesos, yendo desde los más livianos de 3 y 5 Kg, hasta los más pesados de 10 y 12 Kg. Su función principal es dar inestabilidad al cuerpo, para que de esta manera debamos realizar mayor esfuerzo funcional y por ende tonificar músculos que deseemos resaltar.

Debemos destacar que cada persona puede comprar un balón medicinal de acuerdo al peso que requiera, especialmente al tipo de rutina que desee implementar. Veamos a continuación cómo podemos usarlo y sacarle el mejor provecho.

 

5 Ejercicios con balón medicinal

 

1- Sentadilla con balón medicinal arriba: Ideal para aumentar la estabilidad y la fuerza del núcleo corporal. Coloque sus pies un poco más anchos que sus hombros, el balón medicinal por arriba de su cabeza, inicie de esta manera a bajar lentamente flexionando sus rodillas, llevando los glúteos hacia atrás, luego suba haciendo fuerza en el núcleo corporal.

 

2- Crunch abdominal con balón de 5Kg: Utilizaremos una alfombra o base de suelo, acostándonos boca arriba con los brazos extendidos apoyados en cada lado del cuerpo, las piernas flexionadas y el balón sostenido en el medio de ellas. El ejercicio consiste en levantar las piernas llevándolas hasta el abdomen, tonificando así esta parte del cuerpo.

 

3- Flexiones con el  balón medicinal: Nuevamente acostados sobre una alfombra o base en el suelo, comenzamos a realizar una serie de flexiones con el balón en cada brazo. Turnando así este de un brazo a otro por cada flexión que vayamos haciendo, lo que aumentará la dificultad y por ende haremos mayor esfuerzo muscular.

 

4- Estocada giratoria: Sostenemos el balón con ambas manos sobre la cabeza, damos un gran paso hacia adelante doblando ambas rodillas a la vez, la rodilla de atrás debe quedar doblada hasta 90 grados. Al momento de lanzarte giras tu dorso hacia la pierna que tengas adelante. Regresamos al inicio y repetimos del otro lado.

 

5- Planchas con balón medicinal: En esta rutina de ejercicios con el balón medicinal tenemos diferentes alternativas. Podemos colocar el balón en el medio sujetándolo con las piernas o en los brazos centrándolo delante del pecho. La dificultad aumentará notablemente, lo que intensificará mucho más el trabajo muscular.

 

Puedes realizar estos ejercicios en circuito, o incluirlos en tu entrenamiento. Además, puedes entrenar con el balón medicinal en casa o en el gimnasio.