Tips para abrir un gimnasio
Tips para abrir un gimnasio

¿Tienes espíritu emprendedor y se te ha pasado por la cabeza abrir un negocio? Actualmente, cada vez son más los emprendedores apasionados del fitness que deciden abrir nuevos gimnasios para fomentar la salud y el bienestar. Es uno de los negocios que más bien van, pues hay un claro interés creciente por parte de la población en practicar deporte y llevar un estilo de vida sano. Pero montar una sala de Fitness no es una tarea nada fácil, no basta con ser un amante de la disciplina deportiva. Es necesario tener unos cuantos conocimientos empresariales para conseguir de la inversión un éxito. Por este motivo, en el artículo de esta semana, te traemos todo lo que debes saber si decides emprender esta nueva aventura:


  1. Estudia la zona y la demografía. Un gimnasio sólo puede funcionar gracias a sus clientes, por lo tanto, es muy importante tener en cuenta esta cuestión. Un factor que en el momento de conseguir socios puede ser muy influente. Si la zona está demasiado llena de otras salas de fitness y centros deportivos, cuáles son los ingresos medios de la zona… Ten en cuenta todo lo que pueda contribuir en el volumen de gente que acuda a tu salón de ejercicio. La Ubicación va a ser una decisión estratégica que va a influir de forma decisiva en la clientela.

  2. Un diseño adecuado. La distribución, las dimensiones de las salas y el diseño, son otros de los factores que pueden influir en el éxito de un gimnasio. Equivocarnos con esto, puede costarnos mucho dinero e incluso, la trayectoria de nuestro proyecto. Para fidelizar al cliente, será necesario que este se sienta a gusto en su espacio de entrenamiento. Consecuentemente, lo más recomendable es adecuar el centro al modelo de negocio y a las necesidades de gestión.

  3. Elige el equipo de gimnasio en función del tipo de centro que quieras abrir. La selección y la compra de las máquinas fitness, no sólo se basa en evaluar la adecuación de estas al público. También es esencial analizar aspectos como los costes de compra, el mantenimiento y las nuevas tecnologías, dado que siempre hay novedades en el área. En Salter tenemos una amplia gama de productos que pueden servirte de mucha utilidad si lo que quieres es abrir una sala de fitness. Además, tenemos servicio de asesoramiento técnico para estudiar qué equipamiento se adapta mejor a tu instalación.

  4. Contrata buen personal. Que el cliente esté satisfecho o no, no sólo depende del buen funcionamiento de las máquinas, y de las instalaciones. Tener profesionales en el ámbito del entrenamiento es fundamental. Los socios se sentirán bien atendidos en todo momento y sus deseos serán satisfechos. Si quieres que los trabajadores de tu local d’entrenamiento, tengan una buena formación, puedes conseguir información en nuestra web sobre los cursos que ofrecemos para entrenadores personales y monitores.



Si tu sueño es abrir una sala Fitness, no tires la toalla… ¡Puedes conseguirlo! Teniendo en cuenta estos tips y con empeño personal, superarás el reto de manera exitosa. La lucha en contra del sedentarismo y la defensa de los estilos de vida sanos son muy vigentes en nuestro día a día, y esto hará que te sea un poco más fácil, el hecho de abrir tu propio gimnasio. A parte, ya has visto, que desde Salter podemos ayudarte en muchos de los procesos de creación.
Las 4 claves para hacer deporte con frío
Las 4 claves para hacer deporte con frío

Las temperaturas invernales cada vez nos acechan más y nos resulta muy fácil caer en el típico “no salgo a hacer deporte porque voy a pasar frío”. ¡Ésta no debería ser una excusa válida! Es cierto que nuestro rendimiento deportivo puede verse afectado por las bajas temperaturas ya que nuestros músculos pueden sufrir contracciones involuntarias, calambres o contracturas musculares… por esto, es importante tener en cuenta ciertos aspectos. Así que, si eres de los que adoran entrenar al aire libre sea cual sea el clima exterior… ¡No te preocupes! Te damos las claves para que no llegues a casa con el cuerpo congelado y para que no seas una víctima de lo que tanto detestamos; los resfriados.


1.     Usa la ropa adecuada. A medida que vayamos avanzando en nuestro entrenamiento, romperemos a sudar y por mucho frío que haga, la ropa va a sobrarnos. Así pues, es recomendable vestirse por capas. Es importante que la capa que esté en contacto con la piel no sea de algodón, ya que es un material que se humedece rápidamente y no queremos estar mojados durante toda la rutina. Prendas sintéticas y transpirables son la mejor opción. No te olvides de tapar las zonas más sensibles de tu cuerpo… ¡La cabeza, la garganta, las manos y los pies son las partes del cuerpo que se enfrían primero!


2.     Hidrátate bien. Aunque pueda parecernos que en invierno no es tanta la necesidad de hidratarse como en verano, con el frío y el viento se pierde gran cantidad de agua a través del sudor y la posibilidad de deshidratarse sigue muy presente. Si soltamos vaho cuando respiramos es porque las bajas temperaturas “roban” agua a nuestro aparato respiratorio. Además, con el frío es mucho más fácil que nuestro nivel de azúcar baje, de este modo, llevar encima un gel energético de azúcares de absorción rápida o algún alimento rico en glucosa, tal vez pueda sacarnos de un apuro.


3.     Cuida tu alimentación. Los hidratos de carbono son ideales cuando hacemos deporte con fresco. Este producto mantiene el nivel de glucosa en sangre necesario para ayudar las tiritonas. ¿No sabes qué son las tiritonas? Son las responsables de la producción de calor en nuestro organismo. Cuando reaccionamos al frío, nuestro cuerpo se protege mediante una vasoconstricción, por lo tanto, debemos evitar el alcohol o los alimentos que contienen muchas especias o condimentos, dado que dilatan nuestros vasos sanguíneos.


4.     Horario e Itinerario. Si tus horarios te lo permiten, sal a hacer ejercicio en aquellos momentos del día en los que sale el sol o en los que hace algo más de calor. Cuando en nuestra ciudad las temperaturas son bajas, lo son en cualquier rincón de ésta. Debemos tener en mente pero que hay itinerarios para la sesión de ejercicio que pueden ser más agradables que otros. Evita las zonas desiertas y los descampados en los que no hay nada que pueda cortar el aire, si corres por espacios más resguardados la sensación de frío será menor.


¡Hacer deporte con frío no es imposible! Sólo tenemos que actuar prudentemente para que las bajas temperaturas no puedan traernos una repercusión negativa. Ahora bien, si a pesar de todo esto no lo ves claro, siempre puedes optar por ir al gimnasio o ponerte en forma sin moverte de casa. Si esta segunda opción te resulta demasiado atractiva, no dudes en pasarte por nuestra tienda online SALTER donde encontrarás todo tipo de productos.

Todo lo que debes saber para utilizar la cinta de correr adecuadamente
Todo lo que debes saber para utilizar la cinta de correr adecuadamente

La cinta de correr es una de las máquinas más usadas en el gimnasio y cada vez son más los que deciden instalarse una pequeña sala Fitness en su casa haciéndose con una de ellas. Es una herramienta que nos ofrece muchos beneficios; podemos caminar o correr sobre ella al ritmo que más nos convenga, nos da la oportunidad de trabajar nuestro organismo sin salir de casa, podemos combinarlo con otras cosas como la televisión, mejora nuestra forma física y nuestro sistema cardiovascular… Sin embargo… ¿Te has planteado nunca si la usas correctamente?

   

1.     El trabajo de la cinta de correr tiene que ser progresivo, por lo tanto, si te acabas de introducir en este mundo, lo ideal es empezar con un ritmo suave de entre 5 y 7 km/ hora (como si se tratase de una caminata rápida). Con el paso del tiempo, podrás agregar más velocidad a la actividad y aumentar su intervalo de duración. Si fuerzas un trabajo abrupto sobre la cinta vas a dañar tu salud. Para los principiantes también es muy recomendable poner la base inclinada al ir a ritmo de caminata. Este truco preparará mejor tu cuerpo para cuando decidas ponerte a correr.

 

2.     La frecuencia es un aspecto a tener en cuenta. Es importante establecer con qué constancia harás ejercicio sobre la cinta de correr y para ello es necesario que la rutina esté bien establecida, ya que de esto depende el conseguir buenos o malos resultados. Para los que acaban de comenzar, lo preferible es hacer una rutina de 3 o 4 veces a la semana durante una hora a la velocidad anteriormente recomendada. Después ya es todo cuestión del estado físico de la persona, si ésta está experimentando una buena evolución, podrá aumentar la frecuencia del ejercicio.

 

3.     Para preservar tu salud y comodidad en la cinta de correr debes atenerte a lo siguiente. Utilizar un buen calzado es esencial, tienes que utilizar el mismo que cuando vas a salir a correr independientemente de que no te muevas de casa. Nuestras articulaciones necesitan una buena amortiguación y aunque el suelo de la cinta no sea tan duro como el de la calle, las rodillas y los tobillos experimentan la misma sensación. La postura también es esencial, a la hora de caminar o correr lo mejor es mantener una posición erecta. ¡No debes mirarte los pies ni los botones de la máquina! Mira al frente y vas a eliminar cualquier posibilidad de marearte.

 

4.     No debes olvidarte del tema de la bajada, uno de los momentos en los que más nos solemos caer. Ve bajando la velocidad de la máquina progresivamente hasta que la detengas y de este modo tu cuerpo se adaptará al cambio. Si tienes una urgencia, salta rápido y coloca los pies en los laterales de la máquina de correr.

   

Ya has visto que a pesar de que es indispensable respetar algunos aspectos en el momento de utilizar la máquina de correr, su uso no es nada complicado. ¿Te han entrado ganas de hacerte con una de ellas? Si no puedes resistirte a la idea de hacer deporte sin moverte de tu salón, pásate por nuestra tienda online y consigue una de nuestras cintas de correr Salter.

 

El Multi- deporte: una de las opciones con más beneficios
El Multi- deporte: una de las opciones con más beneficios

Salir a correr, ir al gimnasio, hacer yoga, apuntarse a un deporte de equipo… son muchas las opciones que tenemos para poder ejercitar nuestro cuerpo y meternos en el mundo del Fitness. ¿Te cuesta decantarte por un deporte concreto? No te preocupes, en el artículo de esta semana hablamos del multi-deporte y de las ventajas que nos ofrece. ¡Está comprobado que trabajar diferentes modalidades deportivas nos aporta muchos más beneficios que dedicarnos a una sola cosa!


1.     Previene lesiones: Combinando varios deportes se reparte el trabajo de carga y se trabaja el cuerpo en su conjunto, esto contribuye a que haya menos cargas localizadas y una mayor compensación de estas. Una persona que sale a correr diariamente cada semana, tiene muchas más posibilidades de lesionarse que otra que combina el running con otras actividades. De este modo evitaremos sobrecargar una sola zona de nuestro cuerpo y reduciremos la posibilidad de hacernos daño.


2.     Fortalece y trabaja de forma equilibrada todo el cuerpo. Variando nuestro abanico de ejercicios Fitness reforzamos nuestro cuerpo de forma más equilibrada y general que únicamente trabajando localmente la musculatura implicada en un ejercicio concreto. A parte de las ventajas que nos trae esto a nivel cardiovascular, también nos ayudará a la activación del metabolismo y facilitará que nos mantengamos en forma y en un peso adecuado.


3.     Con el multi- deporte, los conocimientos que obtenemos mediante el deporte se multiplican, así como el conocimiento de nuestro propio cuerpo y de la implicación de cada ejercicio. A medida que vamos practicando un deporte, normalmente va creciendo la afición hacia este; crece la curiosidad, crece el conocimiento sobre las técnicas, aprendemos mejores herramientas para practicarlo, en definitiva, vamos aprendiendo todo aquello que es fundamental para realizar el ejercicio en cuestión correctamente sin sobrepasar límites y manteniendo un óptimo estado de salud. ¡Cuántos más deportes sean los que nos aficionan, más conocimientos deportivos tendremos!


4.     Hacer deporte en compañía siempre es mucho más divertido, y con el multi- deporte se multiplican las probabilidades de encontrarse a personas con las que compartirlo. Aficionarse a distintos deportes facilita conocer a más personas afines con las que compartir excursiones, rutas, retos y transformar la vida hacia un modelo más saludable a la vez que divertido y ameno. ¡Vas a disfrutar del deporte como si se tratase de una actividad social!


Para que el deporte se convierta en un placer y no en una obligación es esencial que exista una gran riqueza de opciones. Si quieres hacer del ejercicio tu estilo de vida, el Multi- deporte es la alternativa ideal. Incluso con poco tiempo y sin salir de casa puedes optar por la variedad deportiva con uno de nuestros productos: la MAGIC BOARD de SALTER. Con distintas opciones podrás ejercitar la parte del cuerpo que más te apetezca, combinar distintas actividades y disfrutar de casi todas las ventajas que tiene el multi- deporte.

4 ventajas de trabajar la flexibilidad en tu Rutina Fitness
4 ventajas de trabajar la flexibilidad en tu Rutina Fitness

Cuando hablamos de la flexibilidad nos referimos a la capacidad que tienen nuestros músculos de agrandarse y de recuperar posteriormente su posición inicial. Se trata de un aspecto súper importante, de hecho, en las rutinas que tienen los mejores deportistas del mundo, se incluye siempre un amplio abanico de ejercicios diarios para trabajar esta capacidad. Sin embargo, la mayoría de los que estamos introducidos en el mundo del Fitness, no somos suficientemente conscientes de las múltiples ventajas que nos puede aportar el tener una buena flexibilidad:

  

1.     Mejora el rendimiento físico: el entrenamiento de la flexibilidad es una de las claves principales si lo que quieres es experimentar una mejora en tu rendimiento físico. Si tienes una articulación flexible, vas a disponer de un mayor rango de movimiento en el momento de moverte. Al mismo tiempo, esto contribuye a que el riesgo de lesión sea menor. La mayoría de los profesionales coinciden en que la elasticidad disminuye la rigidez de las estructuras del tejido y con una mayor extensibilidad de éstas, las posibilidades de lesionarse durante la actividad son menores.


2.     La mejor forma de trabajar la flexibilidad es el estiramiento y éste, aumenta el suministro sanguíneo y la circulación de nutrientes hacia las estructuras articulares. Cuando estiramos nuestros músculos, la temperatura de nuestro tejido muscular aumenta al mismo tiempo que aumenta también nuestra circulación y el transporte de nutrientes. Todo esto acaba siendo beneficioso porque nos permite tener un mayor rango de movimiento y reduce la posibilidad de que nuestra articulación se degenere.


3.     ¡Te vas a recuperar más rápido de la fatiga! Después de una sesión de entrenamiento intensa, si te has incorporado recientemente en el deporte y antes tenías una rutina relativamente sedentaria, la rigidez muscular y la acumulación de residuos metabólicos pueden ser algunas de las principales molestias que vas a notar. El tener una buena flexibilidad mejora este tipo de problemas dado que, al aumentar la irrigación de sangre en el músculo, se eliminan las sustancias residuales y se acelera el proceso de recreación de nuevos sustratos energéticos.


4.     El estiramiento estático y lento que contribuye al desarrollo de la flexibilidad reduce las molestias musculares post-ejercicio. Además, también nos permite mejorar el equilibrio muscular y nuestra postura. En la mayoría de los casos, la postura corporal se adapta a los efectos de la gravedad y/o a unos hábitos posturales bastante pobres. De modo que, el estiramiento realinea las estructuras del tejido suave, reduciendo de esta manera el esfuerzo que conlleva el mantener una buena postura tanto en las actividades del día a día, como en las actividades adicionales que realizamos.


Ya has visto, por lo tanto, lo importante que es tener esta competencia, ya que puede traernos un montón de beneficios y evitar que nuestro cuerpo experimente cosas negativas después de nuestros entrenamientos. Si te han entrado ganas de trabajar tu flexibilidad puedes echarle un vistazo a todo nuestro material elástico Salter… ¡Vas a encontrar de todo en nuestra tienda online!