4 CONSEJOS PARA TU POST- ENTRENAMIENTO
4 CONSEJOS PARA TU POST- ENTRENAMIENTO

Siempre se nos ha dicho que antes de empezar con nuestra rutina Fitness debemos tener en cuenta diversas cosas; llevar la ropa y el calzado adecuados, hacer un buen calentamiento, no empezar a saco… Lo que pasa es que esto nos lleva a preocuparnos demasiado por lo que hacemos antes de ejercitar y nos olvidamos por completo de lo que hay que hacer después de un entrenamiento.


1.     No pares inmediatamente: Después de una dura tanda corriendo sobre la cinta o pedaleando en la bicicleta Indoor, no hay nada que te apetezca más que parar y descansar. ¡Esto es un gran error! Lo ideal es realizar una actividad ligera para que tu cuerpo se vaya adaptando a la nueva situación y para que el movimiento de tu sangre no se pare de golpe. Siempre puedes probar con nuestras Gym Ball o nuestras Power Bands para ir estirando los músculos y ejercitar ligeramente antes de terminar (¡Hazte con las tuyas en nuestra tienda Salter online!)


2.     No te duches al instante: Es muy normal que a medida que empieces a sudar, lo primero que se te venga a la cabeza sean las ganas de meterte en la ducha. A pesar de esto, son muchos los estudios que afirman que es conveniente esperar una o dos horas para ducharte después de ejercitar. Así el cuerpo recupera su temperatura normal y no existe ningún riesgo de que se produzca una alteración en la circulación o en la presión arterial.


3.     Cámbiate de ropa. Aunque no te duches inmediatamente es súper necesario que te quites la ropa sudada al acabar tu rutina y que te cambies. Unos pantalones, una camiseta y unos calcetines secos, … ¡Pueden evitar que cojas un buen catarro! Además, aunque vivas muy cerca del gimnasio, es recomendable cambiarse también las zapatillas para relajar los músculos de los pies.


4.     No fumes ni bebas alcohol para relajarte: Tabaco, alcohol y deporte no son unos conceptos que congenien demasiado bien y, de hecho, fumar y beber son dos de las peores cosas que puedes hacer después de hacer deporte. Después de ejercitarlo, tu cuerpo está mucho más abierto de lo habitual, y esto hace que la toxicidad del tabaco afecte a tus pulmones con mucha más profundidad.


Queda claro que es tan importante lo que hacemos antes, como lo que hacemos después del deporte. El ejercicio es algo que nos puede aportar un montón de beneficios, tener unos malos hábitos pero puede jugar en nuestra contra. Así que, sigue con tu Rutina Fitness, no te rindas y recuerda… ¡Sigue estos consejos!

Consejos para principiantes
Consejos para principiantes

Cada día somos más los que nos unimos al mundo del Fitness; ya sea porque queremos poner a tono nuestro cuerpo, porque hace ya tiempo que oímos a nuestros amigos hablar del gimnasio, porque queremos comer bien sin tener remordimientos… Si eres uno de los que hace poco tiempo que se ha subido al tren del deporte, ¡Este artículo es para ti! Te recomendamos una serie de consejos que van a resultarte muy útiles:


1.     Programa de entrenamiento. Es súper recomendable seguir un programa de entrenamiento para que tengas controlado con qué frecuencia realizas tus rutinas. La situación ideal sería practicar 3 veces por semana e ir modificando de forma gradual el tipo de entrenamiento (así evitarás estancarte y tu cuerpo seguirá obteniendo buenos resultados).


2.     Se realista. No debes olvidarte de que te acabas de iniciar en este mundo y que, por lo tanto, tienes que plantearte una rutina deportiva realista. Siempre puedes hablar con un entrenador personal, un técnico del gimnasio o un preparador físico para que te ayude con la confección de ésta. Ten en mente el tiempo que le puedes dedicar, qué zonas de tu cuerpo quieres trabajar, y cuáles son las metas que quieres conseguir.


3.     Adapta tu dieta. La alimentación y el deporte son dos cosas que están muy relacionadas. Por este motivo, es esencial adaptar tu dieta a tu nuevo ritmo de vida activo. Cada persona tiene unas necesidades y tolera mejor unos alimentos que otros, así que no te fíes de los consejos y las dietas que siguen tus amigos y consulta a un especialista para que te marque unas pautas.


4.     Infórmate sobre las máquinas del gimnasio. Son muchos los aparatos que encontramos en las salas de los gimnasios y es muy útil tener al menos una pequeña idea de para qué sirven todos ellos. De este modo, podrás escoger el que más se adapte a tus objetivos y prioridades. ¡No te olvides que puedes pasarte por nuestro catálogo y echar un vistazo a la amplia oferta de productos que tenemos! ;)


El deporte nos ofrece muchas cosas positivas, pero una mala práctica nos puede salir muy cara. Aun así, ya has visto que no es nada difícil introducirte al mundo del Fitness, así que deja atrás todas tus excusas y… ¡Atrévete!

Poleas; descubre todos sus beneficios
Poleas; descubre todos sus beneficios

¿Te has quedado alguna vez en blanco al entrar en el gimnasio porque no sabes qué máquina utilizar? ¡Seguro que no eres el único al que le ha pasado! Cada vez son más las máquinas que nos encontramos en las salas de Fitness, por este motivo, hemos decidido explicar los beneficios que tiene trabajar con las poleas, uno de los platos más fuertes del gimnasio:

1.     Rango de movimiento mayor: Con las poleas se puede variar la altura y la dirección de su vector de fuerza, esto nos ofrece una gran movilidad y nos permite ajustar los movimientos a nuestra manera de realizarlos.

El recorrido de la máquina no está fijado, somos nosotros los que lo delimitamos. Resultado: Podemos trabajar con ellas tanto el tren superior como el inferior y se adaptan perfectamente a lo que queremos hacer y a nuestro cuerpo.

 

2.     Un trabajo más seguro: Si llevas pocos días en el mundo del Fitness, las poleas te ayudarán a controlar mejor los movimientos dado que con ellas realizas un trabajo que evita el exceso de tensión sobre nuestras superficies articulares.

 

3.     Aprovecha mejor la fase excéntrica: Normalmente el músculo trabaja durante la fase contraria, la concéntrica, pero con las poleas, se mantiene la tensión haciendo que todas las fibras musculares se sigan ejercitando durante la ejecución completa del ejercicio. ¡Si lo que quieres es conseguir un aumento en el tamaño de tus fibras, las poleas son tu mejor opción!

 

4.     Mejora nuestro rendimiento y nuestra higiene postural: Con las poleas podemos trabajar de distintos modos; de pie, de rodillas, sentados, etc. Esto facilita que el control de nuestra postura y nuestro equilibrio se vean trabajados y, por lo tanto, que podamos mejorar nuestra higiene postural.

 

Las poleas nos ofrecen una gran cantidad de opciones para entrenar y para poder ser innovadores y creativos con nuestra rutina deportiva. Si te has quedado con las ganas de conseguir una de estas máquinas y de saber más información no dudes en pasarte por nuestra tienda online y descubrir nuestra amplia gama de poleas Salter.
No dejes que la “falta de tiempo” te fastidie las ganas de hacer deporte
No dejes que la “falta de tiempo” te fastidie las ganas de hacer deporte

Nuestros días suelen ser ajetreados y la falta de tiempo es una de las excusas que usamos para dejar de lado el deporte. Este problema pero tiene una fácil solución, sólo tenemos que recurrir a nuestra creatividad y meter una pequeña dosis de empeño y esfuerzo.

 

4 consejos para poder compaginar el deporte con el resto de tus tareas:

 

1.     Si no tienes tiempo para hacer deporte puedes aprovechar los desplazamientos que habitualmente haces en transporte público o en coche para ejercitar tu cuerpo. ¡Deja de moverte con el bus y ve en bicicleta o andando al trabajo o a tu centro de estudios!

 

2.     Entrena en casa: Muchas veces nos da más pereza el desplazamiento hasta el gimnasio que nuestra rutina Fitness. Por este motivo, no debemos descartar el hecho de entrenar en casa. ¡Hay una gran variedad de ejercicios que puedes hacer sin moverte de tu hogar! Incluso puedes hacerte con una de nuestras máquinas Salter para trabajar duro desde tu salón sin tener que desplazarte.

 

3.     Divide tu entrenamiento: Si no dispones de 60 minutos enteros para poder entrenar siempre existe la posibilidad de dividir el tiempo de tu entrenamiento. Muchos expertos defienden que los intervalos cortos de entrenamiento son más intensos y que, por lo tanto, tienen un efecto mayor que los intervalos largos.

 

4.     Levántate un poco más temprano: Siempre podemos salvar nuestros hábitos Fitness despertándonos unos minutos antes. Hacer deporte por la mañana nos ayudará a estar más activos y productivos y a despertar nuestro metabolismo. ¡Hay quién dice que hacer deporte por la mañana es más efectivo que tomar café!

 

Con estos consejos queda completamente demostrado que la “falta de tiempo” no es un impedimento para mantener nuestro cuerpo en forma. ¡Con una poco de fuerza de voluntad lo podrás conseguir y evitarás que nadie ni nada te impida seguir con tus hábitos deportivos!

 

 

¿Podemos hacer deporte cuándo estamos resfriados?
¿Podemos hacer deporte cuándo estamos resfriados?

El otoño va ganando territorio. Empezamos a encerrar las sandalias, las blusas sin tirantes y los pantalones cortos en el armario y el frío va entrando poco a poco en nuestros días. Pero no sólo es el frío el que nos va calando, otra característica de esta época del año son los resfriados y ¿qué pasa con el deporte cuando estamos acatarrados?

Lo que menos nos apetece cuando estamos en baja forma es salir a hacer deporte y la mayoría de nosotros dejamos de lado nuestra rutina deportiva. Preferimos tumbarnos en el sofá con una manta suave y una película de tarde de domingo.

Debemos tener en cuenta pero que también hay gente que aun estando resfriada no puede reprimir sus ganas de ponerse en forma. Entonces una gran cuestión invade la mente de éstas; ¿Hacer deporte con un constipado es perjudicial para la salud?

En estas ocasiones es importante no confundir “hacer ejercicio” con tirarse todo el día en el gimnasio o subir una montaña. Los excesos nunca son buenos y menos si estamos de bajón. Las rutinas duras y complejas alimentan nuestro estrés y con un súper catarro encima este estrés podría debilitarnos y dejarnos totalmente abatidos. Por este motivo, es recomendable tener en cuenta estos consejos:

 

1.     Es importante prestar más atención a cómo tu cuerpo responde a ciertas actividades y tener en mente ciertas situaciones de riesgo.

2.     El descanso es una parte esencial en el deporte. Debemos respetarlo siempre y en los días de resfriado, más que nunca, tiene que convertirse en un elemento básico dentro de tu plan de entrenamiento.

3.     ¡Mucho cuidado con el asma! Si eres asmático es necesario consultar con tu médico la intención de hacer deporte estando resfriado. Tus bronquios podrían obstruirse y la situación podría empeorar gravemente.

4.     Apostar por actividades más suaves como caminar o andar rápido, footing o running o bien el Qigong, una técnica China de meditación que además nos puede aportar muchas cosas buenas para evitar los resfriados.

5.     Evitar salir al aire libre con condiciones extremas de frío para hacer deporte. Podría salirnos el tiro por la culata y tener que guardar cama el doble de días de los que nos tocarían.


Es evidente que el deporte tiene muchos beneficios, incluso cuando estamos enfermos. Puede ayudarnos a eliminar impurezas, por lo tanto, a deshacernos de los virus y las gripes que tanto detestamos. No obstante, si estamos débiles, tal vez es mejor recuperar fuerzas y descansar para poder seguir en plena forma con los entrenamientos lo antes posible ;)