¿Tienes espíritu emprendedor y se te ha pasado por la cabeza abrir un negocio? Actualmente, cada vez son más los emprendedores apasionados del fitness que deciden abrir nuevos gimnasios para fomentar la salud y el bienestar. Es uno de los negocios que mejor funcionan, pues hay un claro interés creciente por parte de la población en practicar deporte y llevar un estilo de vida sano. Pero montar una sala de Fitness no es una tarea nada fácil, no basta con ser un amante de la disciplina deportiva. Es necesario tener unos cuantos conocimientos empresariales para conseguir de la inversión un éxito. Por este motivo, en el artículo de esta semana, te traemos todo lo que debes saber si decides emprender esta nueva aventura:

    1. Estudia la zona y la demografía. Un gimnasio sólo puede funcionar gracias a sus clientes, por lo tanto, es muy importante tener en cuenta esta cuestión, además es un factor muy influyente que en el momento de conseguir socios. Antes de nada, plantéate preguntas como si la zona está demasiado llena de otras salas de fitness y centros deportivos o cuáles son los ingresos medios de la zona… Ten en cuenta todo lo que pueda determinar el volumen de gente que acuda a tu salón de ejercicio. La Ubicación va a ser una decisión estratégica que va a influir de forma decisiva en la clientela.
    2. Un diseño adecuado. La distribución, las dimensiones de las salas y el diseño, son otros de los factores que pueden influir en el éxito de un gimnasio. Equivocarnos con esto, puede costarnos mucho dinero e incluso, la trayectoria de nuestro proyecto. Para fidelizar al cliente, será necesario que éste se sienta a gusto en su espacio de entrenamiento. Consecuentemente, lo más recomendable es adecuar el centro al modelo de negocio y a las necesidades de gestión.
    3. Elige el equipo de gimnasio en función del tipo de centro que quieras abrir. La selección y la compra de las máquinas fitness, no sólo se basa en evaluar la adecuación de estas al público. También es esencial analizar aspectos como los costes de compra, el mantenimiento y las nuevas tecnologías, dado que siempre hay novedades en el área. En Salter tenemos una amplia gama de productos que pueden servirte de mucha utilidad si lo que quieres es abrir una sala de fitness. Además, tenemos servicio de asesoramiento técnico para estudiar qué equipamiento se adapta mejor a tu instalación.
    4. Contrata buen personal. Que el cliente esté satisfecho o no, no sólo depende del buen funcionamiento de las máquinas, y de las instalaciones. Tener profesionales en el ámbito del entrenamiento es fundamental. Los socios se sentirán bien atendidos en todo momento y sus deseos serán satisfechos. Si quieres que los trabajadores de tu local d’entrenamiento, tengan una buena formación, puedes conseguir información en nuestra web sobre los cursos que ofrecemos para entrenadores personales y monitores.

Si tu sueño es abrir una sala Fitness, no tires la toalla… ¡Puedes conseguirlo! Teniendo en cuenta estos tips y con empeño personal, superarás el reto de manera exitosa. La lucha en contra del sedentarismo y la defensa de los estilos de vida sanos son muy vigentes en nuestro día a día, y esto hará que te sea un poco más fácil, el hecho de abrir tu propio gimnasio. A parte, ya has visto, que desde Salter podemos ayudarte en muchos de los procesos de creación.