A la hora de establecer una rutina de entrenamiento, las espalderas son un aparato que hay que incluir sí o sí. La razón es sencilla: permiten entrenar todo el cuerpo con un impacto mínimo. Una de las principales ventajas de las espalderas es que ofrecen mucha versatilidad ya que puedes realizar cualquier tipo de movimiento sobre ellas. Los barrotes dispuestos en forma horizontal te ofrecen la posibilidad de elegir la altura deseada para realizar tus rutinas, e incluso poder acoplar otros aparatos extra a modo de apoyo.

Ante todo, las espalderas son un modo de anclaje. Te permiten entrenar solo y conseguir una estabilidad óptima en todos y cada uno de los ejercicios. En ellas puedes trabajar todas las partes del cuerpo: abdominales, piernas, gemelos, espalda…

Las mejores espalderas de Salter

Claro que para que el entrenamiento realmente sea efectivo y puedas conseguir los objetivos planteados, es importante que la espaldera escogida sea de calidad. Pues bien, en Salter te ofrecemos un catálogo muy amplio de espalderas para conseguir resultados únicos.

Uno de nuestros productos estrella es la Espaldera N-370, cuyas medidas son 240 cm de alto x 96 cm de ancho. Una espaldera fabricada con los mejores materiales del mercado, y que cuenta con un armazón lateral de metal y una serie de barrotes de madera en disposición horizontal. Pensada tanto para uso profesional como doméstico.

Ejercicios en espalderas

  • Estiramiento del tren inferior: para estirar el tren inferior en las espalderas, lo primero que debes hacer es colocarte de espaldas a la espaldera. Luego, dobla la pierna por la rodilla, colocando el pie encajado en uno de los barrotes. Debes mantener el cuerpo totalmente recto, mirando al frente, al tiempo que mantienes la pirena en la posición inicial durante unos segundos.
  • Espalda: para estirar la espalda, tienes que colocarte de frente a la espaldera. Luego, agárrate con ambas manos a uno de los barrotes. Es el momento de echar todo el peso del cuerpo hacia atrás, de manera que ambos brazos queden estirados por completo. Mantén la postura unos segundos y vuelve poco a poco a la posición inicial.